Sobre la idiotez (prefacio)

Posted on marzo 24, 2010

1


Soy defensor de la idiotez, de la idiotez sana.  Hoy, se habla de los idiotas como si fueran estúpidos y eso no está bien.

La idiotez es bella y es dantesca, puede ser sutil o espectacular, una buena idiotez se vive, se paladea. Cada uno disfruta de la idiotez (ajena o propia, yo personalmente disfruto mas de la propia) de una forma muy personal y no hay dos idioteces iguales. Las hay pequeñas que valientemente liban cual tábano veraniego al aire de la calle y las hay grandes solo al alcance de los grandes maestros. La definición que aporta el diccionario de la RAE sobre la idiotez ya es una idiotez exquisita en sí misma: “Hecho o dicho propio del idiota”.

Una idiotez nunca es dañina, si se hace bien. La idiotez es un acto poético, muchas veces  un acto de justicia poética. Quien juzgue un acto tan idiota como emborracharse en una cena de empresa y decidir pintar al jefe un pene en la calva, es una alimaña. Ese jefe seguro que es un cabrón, y me apostaría mi colección de Stacey Malibú a que tendría esa polla en la calva mas que merecida.

Juzgar a un idiota es juzgar a una buena persona. Es muy fácil juzgar a un idiota, pero muy pocos se ponen en su lugar. Empezar una carrera de Empresariales y estar dos semanas yendo a clases de Económicas porque tu aula era la 0.1 y tu fuiste a la 0.11, es algo de lo que hay que reírse, pero no algo que haya que mirar con escepticismo. Saludar a Luis en el portal de tu casa durante un año entero y darte cuenta por una tercera persona de que se llama Antonio, es una idiotez, y una obra de arte.

La idiotez no es solo una VIRTUD humana. http://www.youtube.com/watch?v=nPdJ-VSd_8w&feature=fvw . Hay multitud de factores que nos alejan de nuestro pasado animal. Pero la capacidad para hacer el idiota es una cadena de grilletes dorados que todavía nos une.

Ahora bien. Un idiota no es un estúpido, puede serlo, pero el ser idiota no te convierte en uno. El estúpido es ese ser vil, viscoso, baboso, ruidoso y por regla general universitario que te amarga la vida a cada paso que da. El estúpido es gregario, necesita de los demás para cumplir su Historia Personal, un idiota puede ser feliz en soledad, es más, el idiota disfruta de la soledad. Un estúpido quiere que la gente sepa que es un estúpido, lo necesita. Se ignora por qué pero cuando un estúpido llega a un lugar publico, o cuando entra en un transporte publico, o cuando se junta con más estúpidos emite un sonido fuerte del tipo: ¡¡¡¡Weeeeeeee!!!!. Un idiota es una persona silenciosa, que no se avergüenza de su idiotez pero que le gusta mantener en secreto (de ahí que el disfrazarse sea una de sus actividades preferidas, ya que tiene libertad para emanar idiotez sin ser reconocido). Hay gran variedad de estúpidos. Los hay listillos, gordos, malolientes, gritones, torpes, bobos, motorizados (estos abundan), y de todos los colores y formas imaginables. Un idiota no nace, un estúpido si, pero esa es otra historia.

Los idiotas son gente humilde e inteligente que han perdido las ganas de vivir en este mundo de mierda lleno de mierda. Saben que nada cambiará, que todo seguirá igual hasta que este pozo sucio y lleno de gente que llamamos planeta se hunda en la jodida miseria y reventemos todos. Así que intentan divertirse, se trata de eso, de divertirse.

Hasta aquí el prologo de lo que serán una serie de ensayos sobre los idiotas y los estúpidos. Los que (espero) vengan después estarán enmarcados en una temática concreta, no serán tan densos y caóticos como este.

Anuncios
Posted in: Sobre la idiotez