Max Center

Posted on abril 29, 2011

0


Da verdaderamente por el culo ir a comprar nada.

Hoy mismo he ido a por ropa a unos grandes almacenes (una manera chachi de pasar una mañana de viernes) y si ya es una putada tener que meterse ahí dentro, más putada es ver la ropa que te venden.

Obviamente la del año pasado está obsoleta y si la llevas eres un cutre y un mierda. Tres mierdas me importa. Lo que me molesta es que cada vez hacen todo peor, la ropa es mucho más fina; me refiero a las telas, que estas hechas para que cuando las sudes dos veces se acartonen, se borren las serigrafías y la tela en sí se quede transparente.

No es nada nuevo saber que las cosas se hacen con fecha de caducidad de un año para otro, pero darte cuenta de ello la verdad es que jode un rato. Se ve también en los putos móviles: ¡Joder! tienen tecnología para poder enviarle una foto tuya desnuda con una piña metida por el culo al cenutrio de tu novio pero son incapaces de hacer que un cacharro de esos te dure más de tres años. Pantallas táctiles ultrasupermodernas perfectas para que tus grasientas manos llenas de Cheetos se deslicen desde “Mensajes enviados” a “Cámara” justo a tiempo para hacerle un video a tu colega “eR NegRoHh” bebiéndose un litro de vodka.

¡El puto TDT! La revolución en imagen, con la televisión analógica todo iba de puta madre, pero la gente necesitaba verle el escote a Matías Prats de forma más nítida, así que se comercializa un trasto que falla con la puta mirada, se rompe con otra y por supuesto tendrás que cambiarlo cada cierto tiempo. <<¡Tienes más canales!>> La mitad de ellos son de”teletienda” (cómprese una máquina de abdominales ¿no ve que da usted asco?), la otra mitad son los canales de antes pero divididos para poner series que tenian compradas y no tenían cabida con una sola cadena.

Y luego lo de las televisiones de plasma o de LED… ¡tampoco es que se vea mejor!, si no tienes una televisión de 4.000 euros y un equipo de sonido apenas se nota la jodida diferencia.

Bueno, volviendo a lo de la ropa, que además, joder, que quieren que te vistas cómo un puto pijo “quiero-y-no-puedo-así-que-mezclo-un-poco-de-estilo-surfero-un-poco-de-rapero-y-así-doy-el-pego-el-sábado-en-la-discoteca-de-mierda-a-la-que-voy-a-ponerme-hasta-el-culo-y-si-pillo-pues-de-puta-madre” de mierda. Ropa más barata, bien, pero la calidad es una puta basura, no hay variedad y si te gusta algo de lo que ves corre a pillar todo el lote porque la temporada que viene nada de nada majo.

Lo dicho, para más información hay un documental muy bueno sobre toda esta mierda que se llama “Comprar, tirar, comprar”. Lo emitió TVE y todo.

¡Adios amiguitos!

Nikibateado.

Anuncios